top of page

Beneficios Terapéuticos de Pintar Mandalas



En los últimos años, los mandalas han crecido enormemente en popularidad y hoy en día es posible encontrarlos en infinidad de lugares y representados en diversas superficies. Miles de personas, de todas las edades, alrededor del mundo están pintando sus primeros mandalas, pero muchas de ellas aún desconocen que detrás de esas figuras únicas y maravillosas se esconden grandes beneficios para nuestra salud física, mental y espiritual. ¿QUÉ SON LOS MANDALAS? A los mandalas se los denomina representaciones artísticas de diseño libre, es decir, que podemos diseñar y dibujarlos libremente con las formas y figuras que más nos gusten. Según el psicólogo suizo Carl Jung, los mandalas son representaciones de nuestra propia mente que facilitan la concentración, la transformación y la asimilación de aspectos inconscientes. Él sugiere que podemos proyectar lo que sentimos y pensamos a través del diseño de nuestros mandalas. De acuerdo a la psicología transpersonal, los mandalas son considerados como un ejercicio para fomentar una conexión profunda y estrecha con nuestro ser. Entonces podemos decir que pintar mandalas es el equivalente a una práctica de meditación activa que nos genera una sensación de tranquilidad aportándonos armonía y equilibrio. ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS QUE OBTENEMOS AL PINTAR MANDALAS? A través de diferentes prácticas y estudios se ha comprobado que diseñar, dibujar y/o pintar mandalas puede convertirse en una actividad terapéutica y efectiva que nos ayuda, entre otras cosas, a:

  • Liberar el estrés

  • Calmar nuestra mente

  • Gestionar pensamientos y emociones

  • Manifestar paz y serenidad en nuestra vida

  • Enraizar en el aquí y ahora favoreciendo la atención plena

  • Poner el foco en lo verdaderamente importante y real

  • Fluir y potenciar nuestra creatividad

¿CÓMO PINTAR MANDALAS? Existen diversas maneras de colorear mandalas y cada una de ellas es igual de efectiva. Solo dependerá de los objetivos que tengamos o de nuestra propia intuición al momento de trabajar con ellos. Si lo que deseamos es aquietar nuestros pensamientos, expresar nuestras emociones y abrirnos hacia afuera, vamos a pintar nuestros mandalas desde el centro hacia los extremos. Si por el contrario estamos buscando nuestro centro y deseamos conectar con nuestro interior, pintaremos los mandalas desde los extremos hacia el centro. Lo importante siempre es escuchar a nuestra intuición y seguir el camino que ella nos indica. No existen correctos o incorrectos al trabajar con mandalas, solo hay que dejar que todo fluya y disfrutar este proceso tan hermoso y sanador. ¿QUÉ COLORES USAR Y QUÉ FORMAS ELEGIR? Los colores representan diferentes emociones y actitudes de nuestra personalidad, y el utilizarlos en nuestros mandalas nos permite transmutar o potenciar ciertos aspectos que deseemos cambiar. Lo mismo sucede con las formas de nuestros mandalas. Es importante que tengamos en cuenta esta información antes de comenzar a pintar, si deseamos conscientemente realizar cambios en nosotros mismos, o después de pintar para poder analizar lo que nuestra mente inconsciente quiere manifestarnos. (imagen #5) SIGNIFICADO DE LOS COLORES Rojo: vida, fuerza, vigor y resistencia. Representa al 1º chakra. Naranja: autocontrol, confianza, vitalidad y energía. Representa al 2º chakra. Amarillo: simpatía, alegría, receptividad, sabiduría y creatividad. Representa al 3º chakra. Verde: curación, crecimiento, expansión, rejuvenecimiento y contacto con la naturaleza. Representa al 4º chakra. Azul: tranquilidad, espiritualidad, respeto y comunicación. Representa al 5º chakra. Violeta: meditación, creatividad, entusiasmo, deseo de armonía, fuerza y voluntad. Representa al 6º chakra. Blanco: paz, armonía, bondad y lealtad. Representa al 7º chakra. Negro: profundidad, misterio, autoridad, dignidad, seguridad, tristeza y luto. SIGNIFICADO DE LAS FORMAS Círculo: dinamismo, conexión con el cosmos, movimiento, el verdadero Yo. Cruz: inconsciente y consciente, unión del cielo y la tierra, vida y muerte. Triángulo: transformación y vitalidad. Cuadrado: estabilidad y equilibrio, procesos de la naturaleza. Laberinto: búsqueda del propio centro. Espiral: vitalidad, energías curativas. **por Connie Piantanida


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page